SOLUCIONES-1-BRANDBOOK

SOLUCIONES-2-SPLASHBACK

SOLUCIONES-3-BURBUJA

SOLUCIONES-4-parque-agua

SOLUCIONES-5-JUEGOSINFANTILES

SOLUCIONES-6-PARQUEINFANTILpng

SOLUCIONES-7-BOLASDEOLAS

 

Los Splashpark, parques de agua sin profundidad, son la solución de ocio acuático más innovadora del momento. Con unos beneficios como la jugabilidad, la interacción, el para todos los públicos, la seguridad o la sostenibilidad, han ganado terreno como solución de ocio acuática en piscinas municipales y plazas públicas.

Son una alternativa que encaja con la nueva corriente de ocio familiar que persiguen incorporar las ciudades. Espacios de convivencia para todas las edades, de recuperación del juego y de aprendizaje infantil, que cumplan con el criterio del cuidado al medio ambiente y consumo responsable de recursos.

Las muestras más recientes son los Splashpark de Moralzarzal (Madrid) y Alcácer (Valencia), que han sido inaugurados este verano en sus polideportivos municipales, y hacen latente el valor que tienen para los usuarios. En ellos se pueden destacar las claves en el diseño y planteamiento de un parque de agua sin profundidad de éxito.

¿Cómo se han diseñado estos Splashparks?

Nos ha encantado crear estas experiencias de juego. Para ello, trabajamos de forma global el ocio infantil: diseño, fabricación, instalación y obra civil. En su diseño han tenido en cuenta la propuesta de juegos, por un lado, y la propuesta técnica. La primera habla de la jugabilidad, su adaptación al usuario y su estética; y la técnica de la sostenibilidad, eficiencia y facilidad de control de la instalación. A través de las instalaciones de Moralzarzal y Alcácer, contamos qué hay que tener en cuenta en el diseño de un Splashpark para estos espacios.

Cuenta tu propia historia

La personalización es la clave de estos proyectos de ocio acuático. Un parque de agua sin profundidad es una experiencia diferencial: es capaz de contar una historia propia, crear un mundo de convivencia urbana y transmitir una identidad propia. Esto es a través del trabajo de conceptualización y diseño de cada elemento, la tematización, la configuración y definición visual del espacio.

La personalización no se detiene ahí, llega hasta el diseño visual del parque de agua, la adaptación de los elementos de juego al municipio, la configuración hidráulica y técnica de la instalación, y adaptándose a las necesidades del espacio.

Moralzarzal es un claro ejemplo, con una estética y ambientación de elementos de juegos que se integran en el entorno verde y con el paisaje de la sierra madrileña que puede verse desde el propio parque de agua. El parque de agua sin profundidad de Alcácer es una muestra de cómo puede personalizarse elementos y superficie para crear un pequeño pueblo costero y mar.

Jugabilidad, interacción y accesibilidad

Una de las claves en el diseño son las edades para las que se crea la propuesta. Al ser espacios configurables, el diseño de los Splashpark se realiza segmentando el espacio en zonas por franjas de edad, y en cada una de ellas se distribuyen juegos que estimulan la diversión y el desarrollo de las habilidades y capacidades en cada etapa infantil.

En el caso de Moralzarzal, el espacio está segmentado en tres zonas integradas entre sí: una para edades entre los 2 y 6 años, una para niños de hasta 12 años y otra intermedia pensada como espacio compartido con las familias. La instalación de Alcácer, sin embargo, está planteada para niños a partir de los 2 años y hasta los 6, al ser un parque de agua sin profundidad que sustituía a la antigua piscina de chapoteo como espacio destinado a los más pequeños.

Por su característica de profundidad cero, los Splashpark permiten desarrollar elementos de juego con movimiento, interactivos y capaces de responder a las acciones del usuario. Como juegos que se activan al tocarlos, juegos en los que el usuario decide el recorrido del agua o jets de agua secuenciados que dinamicen el movimiento del usuario por el área de juego.

Para los más pequeños se diseña pensando más en la interactividad con el agua y el juego, y para los niños más mayores, se incluyen elementos con mayor volumen y caída de agua, como los cubos de agua, cañones o arcos. La colocación y elección de elementos se hace pensando también en que los padres convivan en el juego de sus hijos cómodamente, y para crear espacios accesibles a personas con movilidad reducida.

La secuenciación es una herramienta que aumenta la jugabilidad del parque de agua, provocando el movimiento del usuario por el área de juegos y, además, es una forma de reducir el volumen de agua en circulación en un mismo momento, aumentando la eficiencia energética e hidráulica.

Control inteligente y remoto

La instalación del parque de agua de Moralzarzal está completamente digitalizada, conectando todos los aparatos (bombas, depósitos, filtros, salidas de agua, etc.) para que estén coordinados de forma inteligente y permitiendo su control a través del móvil, desde cualquier sitio y a cualquier hora.

De esta forma, el responsable de la instalación tiene acceso en su teléfono de información inmediata y actualizada, además de poder controlar el encendido y apagado, la secuenciación, el filtrado, y el resto de los elementos que conforman el sistema.

Una opción sostenible

Ambos Splashpark son parques de agua que se preocupan por el medio ambiente. La configuración de los sistemas de agua está diseñada pensada en la sostenibilidad y eficiencia, para reducir gasto de recursos hidráulicos y energéticos. Incluyendo variadores de frecuencia, bombas de velocidad variable o activadores.

El activador de juego es un botón colocado en el parque que, al ser pulsado por los niños, provoca que el agua comience a salir por los juegos. De esta forma, el Splashpark solo permanece en funcionamiento cuando hay usuarios disfrutando de él, y logra el ahorra de costes.

Materiales y normativas

La instalación al completo está realizada cumpliendo las normativas pertinentes. Como la EN 1176, referente a Equipamiento de Áreas de Juego y Superficies; EN 13451, referente a Equipamiento para Piscinas; EN 1177, referente a Superficie de Área de Juego; o Resbaladicidad Clase III, referente a Superficies de Área de Juego con Agua.

Y los elementos fabricados con materiales altamente resistentes tanto al uso como a las inclemencias del tiempo. Polietilenos, aceros inoxidables o POM. Este último, por ejemplo, es el que se utiliza para las boquillas del suelo por ser un polímero que nunca se oxida y con mucha durabilidad.

Diseñado para ser seguro

La seguridad es una de las características más convincentes de esta solución de ocio acuático. Su profundidad cero permite que, desde bien pequeños, los niños tengan la autonomía suficiente para jugar de forma libre por el parque de agua sin riesgos de ahogamiento. Y esto da tranquilidad a las familias.

No es lo único en pro de la seguridad. La superficie de juego es otro de los aspectos más importantes. Los Splashpark de Moralzarzal y Alcácer cuentan con un pavimento de seguridad de caucho que es amortiguante, no resbala -(Certificado de Resbaladicidad Clase III acorde al Código Técnico de la Edificación)-, evita la aparición de bacterias, y resistente a la climatología y el agua; además, permite la personalización en formas y colores.

Otros elementos que destacan de estos parques de agua sin profundidad realizados por ISABA son los protectores de pie, unos elementos que cubren la parte baja de los juegos para que los niños no se golpeen directamente con la estructura de juego. Y que nada tienen que ver con los anclajes. Estos anclajes de juegos los colocan embebidos en el suelo, bajo el hormigón, para reforzar la sujeción de los elementos y para, a su vez, mejorar la estética de la instalación.

Ahorro

En términos generales de ahorro para la instalación, los Splashpark no necesitan de personal de vigilancia de socorristas, tienen un menor requerimiento de agua, e incorporan medidas, ya vistas, que reducen los consumos de agua y energía, teniendo un control total sobre ellos.

Estos son los aspectos esenciales que hacen del Splashpark, y de las instalaciones de Moralzarzal y Alcácer, unos espacios de ocio familiares que contemplan todo lo que el usuario busca.

¿Quieres crear nuevas experiencias?

Déjanos tus datos y te llamamos para empezar a pensar en tu proyecto de ocio.