Grand Palladium Costa Mujeres (México)

Un espacio familiar para un resort de lujo

Grand Palladium Costa Mujeres Resort&Spa inauguró su complejo con un parque acuático Isaba compuesto por Waterpark, iBaby y Splashpark. La cadena hotelera necesitaba un proyecto de ocio para todos los niños que se alojaran en su resort que para las familias supusiera un valor diferencial. Además, querían que este parque acuático respirara la esencia del Caribe, por lo que tiene clara inspiración en la estética de casas caribeñas.

El parque acuático se sitúa en una gran piscina de distintas profundidades que cuenta con tres grandes elementos para responder a la diversión de todos los segmentos de edad.

Waterpark para los mayores de 6 años

La zona Waterpark está pensada para el entretenimiento de niños mayores de 6 años. Es un parque con dos escaleras a través de las que se accede a cinco grandes toboganes, cada uno distinto del otro. Además, en lo alto, cuenta con un cubo que continuamente vuelca agua. Toda esta plataforma se complementa con palmeras, flamencos y otras figuras con chorros de agua. Al tratarse de una piscina de poca profundidad, de cara a aumentar la seguridad de los niños, los toboganes son de hidrofrenado.

iBaby, diversión y seguridad para niños de 2 a 6 años

La zona intermedia se compone de un iBaby con un tobogán adaptado a niños de edades comprendidas entre los 2 a 6 años. Una solución que Isaba creo pensando específicamente en ellos y en como adaptar los juegos de los más mayores para los pequeños.

Splashpark, para que los más pequeños jueguen de forma segura

Grand Palladium e Isaba pensaron también en los más pequeños. Para ellos se instaló una variación de Splashpark, es decir, elementos propios de un splashpark en una piscina de chapoteo. Aquí se combinan distintos elementos de juego y chorros de agua que permite un juego completamente seguro y en poca profundidad.

Piscinas Públicas de Mungia (Vizcaya)

APUESTAN POR EL OCIO PARA DINAMIZAR LAS PISCINAS

Mungia iba a afrontar la reforma necesaria y mejora de sus piscinas, y su objetivo principal era crear un espacio que tuviera en cuenta a niños, jóvenes y adultos.
Por ello, desarrollamos para ellos un proyecto segmentado en tres zonas: una sin profundidad para los más pequeños; un Waterpark para infantil; y toboganes para adolescentes y adultos.
El Splashpark, parque de agua sin profundidad, cuenta con jets de agua, cañones y otros juegos de agua donde los más pequeños pueden experimentar por primera vez con el agua. En ese espacio de 100 m2 de superficie de juego, también incluímos River Sense, un elemento que recrea los afluentes de un río descendiendo desde una cascada, donde los más pequeños interactúan con el agua y los molinos y otros juegos.
El parque acuático, Waterpark, instalado en una piscina de poca profundidad, es el elementos más grande y el más personalizado. Recrea un Baserri: un caserío típico del norte de España, que se encuentra principalmente en la zona de Euskadi y Navarra.
Para complementar esta oferta de ocio, la última zona tiene cuatro toboganes con distintos recorridos que aportan un extra de adrenalina y que van a dar a la piscina de mayor profundidad.
De esta forma, logramos crear un proyecto en base a las necesidades del Ayuntamiento y el municipio:

– Unas piscinas de ocio diferentes, que atraigan a los usuarios a la instalación.
– Un proyecto que identifique al municipio y su cultura.
– Juegos y diversión adaptada a todas las edades.

Camping Solmar

Camping SOLMAR

Creamos este parque acuático inspirado en la auténtica selva para Camping Solmar. En su complejo turístico contaban con varias piscinas, destinadas a adultos e infantil. Sin embargo, querían dar un paso más allá y ofrecer un aliciente de diversión a los más pequeños. Convertir su piscina en un área de juegos acuáticos que llamara su atención y la convirtiera de forma definitiva en un espacio para ellos.

Además, necesitaba concentrar en esa misma piscina opciones de juego para niños de todas las edades. Desde su público más infantil hasta los ya casi adolescentes que disfrutan de las vacaciones en su camping.

Contaban con una piscina de chapoteo, por lo que diseñamos una propuesta que integrara tres grandes tipos de juegos para los más pequeños, infantil y juvenil.

Diseñamos un parque de agua personalizado, con una gran decoración basada en los detalles y cantidad de distintos juegos de agua: jets, cañones, palmeras… y lo más llamativo, un cubo de agua al que identificamos con la imagen del camping.

Para los más pequeños, soluciones como tobogán mini en el área que rodea el Waterpark, juegos incorporados a su parte externa y más.

Para los más mayores, una estructura con toboganes de distintos efectos, con sistema de hidrofrenado que van a parar a la misma piscina.

Oh!tels Carabela (Huelva, España)

El parque calavera

El hotel de la cadena en Huelva, Oh!tels Carabela, se encuentra en la zona de playas de Matalascañas. Allí, querían incorporar en el complejo vacacional una buena oferta de ocio que alcanzara todas las edades: desde pequeños hasta adultos.
Querían continuar con la estética establecida para el resto de proyectos de parques de agua de Oh!tels, pero con algo completamente distinto que sorprendiera a las familias, incluso si ya conocían otros hoteles de la marca.
Por ello, diseñamos un parque acuático dividido en dos piscinas. En la primera, de poca profundidad, creamos el parque de agua Calavera. Una gran calavera de pirata que guarda un tesoro dentro: la diversión.
Por otro lado, creamos una gran torre de toboganes, de hasta 8 metros de altura, que caen a una piscina de adultos.

Unos toboganes orientados para niños más mayores en adelante, y que se han convertido en lo más llamativo del hotel.
El parque de agua Calavera es una estructura a una altura que representa un barco calavera algo diferente. Con timón, cañones y hasta su propia bandera, cada elemento guarda además una forma de juego. Desde el parque, y para volver al agua, de las cuencas descienden dos toboganes adaptados para las edades a las que está dirigido el parque. Va destinado a niños desde los 5 a los 9 años.
Toboganes acuáticos. Un conjunto de tres toboganes completamente distintos entre sí, tanto por estética como por tipología. Un tobogán recto y abierto, en colores verdes. Un tobogán doble abierto para lanzarse acompañado y en variedad de posiciones, completamente blanco. Y un tobogán curvado abierto, con giros a derecha e izquierda, para generar más sensación de velocidad y subir la adrenalina. Por ellos pueden lanzarse desde los 8 años.

Oh!tels Vila Romana (Tarragona, España)

Deslizarse hasta el mundo marino

El proyecto de ocio acuático para Oh!tels Vila Romana se diseño en dos zonas contiguas, pensando en distintos segmentos de edad y tipos de diversión. Y se diseño para sacar el máximo partido al espacio del que disponían, un rectángulo cerca del parque infantil.

Por un lado, se pensó un área de juegos de agua para niños a partir de los 4 años hasta los 8, donde pudieran estar continuamente en contacto con el agua y jugar con ella.

Por otra parte, se pensó también en los niños más mayores con una estructura de dos toboganes, un espacio más enérgico y de adrenalina.

Tres toboganes: un multipista, uno abierto recto y uno abierto curvo; todos ellos con sistema de hidrofrenado, ya que van a dar a un espacio abierto sin piscina.

Muy cerca de los toboganes se encuentra la zona de este parque acuático sin profundidad con temática marina. En él, los juegos se disponen desde orientados a edades más pequeñas, hasta los más mayores, culminando con un gran cubo de agua. Lo más llamativo es la ballena, compuesta por arcos de los que sale agua.