Waterpark Bahía Príncipe Tulum

Bahía Príncipe Grand Tulum (México)

Zamá Fun Area, Proyecto Integral para Grand Tulum Bahía Príncipe

Cuando creamos espacios basados en conceptos, el resultado se convierte en un lugar mágico. Así es Origen, el nuevo concepto que estrena Bahía Príncipe Grand Tulum, inspirado en la naturaleza, las raíces y los orígenes de la cultura maya.

Diseñamos junto a ellos Zamá, un espacio de ocio maya repleto de elementos que evocan todo lo que Origen representa.

Zona de Ocio acuático

Zamá cuenta con una zona de ocio acuático, compuesta por un Waterpark en el que los niños y niñas descubrirán mediante el agua unas antiguas ruinas mayas custiodiadas por dos grandes máscaras.


Y el Splash Leaf, un pequeño rincón, símbolo de la naturaleza, para que los más pequeños disfruten y experimenten en un espacio con el agua como protagonista.

Un Cenote por explorar

Un río de chorros de agua bordea la jungla de Zamá, llamando a la aventura. Adentrarse en Tulum es también descubrir sus tierras, grutas y ríos subterráneos que las recorren.


Un espacio de flora y fauna donde descubrir los misterios de Zamá mediante el juego, el agua y todas sus formas.

Una jungla de aventuras

Toboganes, tirolinas, puentes y plataformas componen este universo de aventura en la zona de parque infantil.

 

En la jungla de Zamá los más pequeños descubrirán el valor por la cultura a través del juego, la arqueología, la exploración y la curiosidad.

La iguana mexicana

La iguana es una de las especies más representativas y emblemáticas en la historia de Tulum.


Cuando nos adentramos en la jungla de Zamá, encontramos la imponente iguana custodiando la zona. Los niños y niñas deberán demostrar su valentía para trepar por ella y convertirse en auténticos exploradores.

Piscinas Públicas de Mungia (Vizcaya)

APUESTAN POR EL OCIO PARA DINAMIZAR LAS PISCINAS

Mungia iba a afrontar la reforma necesaria y mejora de sus piscinas, y su objetivo principal era crear un espacio que tuviera en cuenta a niños, jóvenes y adultos.
Por ello, desarrollamos para ellos un proyecto segmentado en tres zonas: una sin profundidad para los más pequeños; un Waterpark para infantil; y toboganes para adolescentes y adultos.
El Splashpark, parque de agua sin profundidad, cuenta con jets de agua, cañones y otros juegos de agua donde los más pequeños pueden experimentar por primera vez con el agua. En ese espacio de 100 m2 de superficie de juego, también incluímos River Sense, un elemento que recrea los afluentes de un río descendiendo desde una cascada, donde los más pequeños interactúan con el agua y los molinos y otros juegos.
El parque acuático, Waterpark, instalado en una piscina de poca profundidad, es el elementos más grande y el más personalizado. Recrea un Baserri: un caserío típico del norte de España, que se encuentra principalmente en la zona de Euskadi y Navarra.
Para complementar esta oferta de ocio, la última zona tiene cuatro toboganes con distintos recorridos que aportan un extra de adrenalina y que van a dar a la piscina de mayor profundidad.
De esta forma, logramos crear un proyecto en base a las necesidades del Ayuntamiento y el municipio:

– Unas piscinas de ocio diferentes, que atraigan a los usuarios a la instalación.
– Un proyecto que identifique al municipio y su cultura.
– Juegos y diversión adaptada a todas las edades.

Polideportivo de Alcàsser (Valencia)

Un espacio de ocio diferente

Creamos un espacio Splashpark para el Polideportivo de Alcàsser, en busca de una zona de ocio familiar que proporcionara una forma de diversión distinta a las familias y los niños más pequeños. Este proyecto surge de la transformación de una piscina de chapoteo en un espacio de ocio accesible y familiar con juegos interactivos, de más de 110 m2.

Es un parque de agua sin profundidad personalizado que bien recuerda al mediterráneo, con una casita (iBaby), un barco y cantidad de elementos tematizados.

Además, por el espacio se distribuye un arco de agua pulverizada, varias tortugas que lanzan agua y salidas de suelo. Cada elemento crea una altura y expulsa el agua de forma distinta. Dos farolas, con cubos de agua en lugar de faroles, crean pequeñas cascadas suaves cada poco tiempo que llaman la atención de los niños.

El Splashpark está personalizado además de con la configuración de los elementos de juego con los colores del pavimento.

El Ayuntamiento optó por un parque de agua sin profundidad, un modelo de ocio distinto a la piscina convencional que garantiza una mayor seguridad a las familias, ya que evita los riesgos por ahogamientos y derivados.

Este Splashpark cuenta con un pavimento de seguridad de caucho que aumenta la seguridad y bienestar del usuario durante el juego. Es una solución amortiguante, agradable al tacto, que no resbala con el agua y que evita la aparición de bacterias por la humedad. Este parque de agua cuenta con su propio sistema hidráulico y de depuración que recircula el agua cada 30 minutos, garantizando su calidad y salubridad.

Splashpark de Moralzarzal

El primer splashpark de Madrid

Moralzarzal se ha convertido en el único municipio de toda la Comunidad de Madrid en contar con un Splashpark.

La localidad echaba en falta un espacio de ocio con agua para los meses de verano. Especialmente para los niños. Su piscina de nado en el centro deportivo era la única alternativa refrescante para el verano, pero obligaba a la convivencia entre adultos y niños, además de no ser un espacio adecuado para los más pequeños.

Al aire libre contaban con un gran terreno natural, el sitio perfecto para la construcción de un parque de agua sin profundidad integrado en estética con el entorno de la sierra y configurado para el juego a todos los segmentos de edad.

Una convivencia con la naturaleza que reafirmamos con un sistema de calidad de aguas sostenible, en línea con criterios de eficiencia hidráulica, ahorro de energía y medidas para el uso responsable.

Diseñamos una actuación de casi 300m2, en un espacio con formas orgánicas, que nos servían para establecer tres zonas con un desarrollo de juego distinto: una para los más pequeños, otra zona familiar y, por último, una más juvenil.

Los elementos de juego y atracciones de agua se personalizaron para recrear la fauna y vegetación de la sierra madrileña. Incluyendo en el gran cubo de agua, lo más llamativo del parque, el escudo de la localidad. Un parque de agua que de esta forma se integran en el entorno, en la geografía y en la identidad de Moralzarzal.

Activador de juegos

La diversión no comienza hasta que se pulsa el activador, un sistema que pone en marcha la salida de agua por los juegos y que asegura que la instalación no consume recursos si no hay nadie disfrutando de ella.

Un signo de responsabilidad medioambiental.

Zonas por edades

Infantil: un espacio para niños a partir del primer año de edad, donde el juego estrella es el Flow Garden. Un jardín de flores, nenúfares y hojas con movimiento, con el que los niños pueden controlar el recorrido del agua, cómo esta sale por las hojas y con el que tiene que estar en continua interacción. Al rededor, un minitobogán; y gran variedad de jets de suelo, cada uno con un efecto distinto, para que los niños aprendan a tratar con el agua como elemento.

Familiar: un espacio donde las familias podrán convivir en el juego con sus hijos, de una forma cómoda para ellos y donde deberán de ayudarse unos a otros. Esto lo conseguimos con elementos altos, con caídas suaves, cañones de agua que se cruzan, y más.

Juvenil: la zona juvenil destaca por el gran cubo de agua, que vuelca 180 litros de agua cada pocos minutos. Para llegar a él, un gran tunel de arcos de agua, y jets potentes del suelo que sorprenden a su paso.

Secuenciación

Este Splashpark tiene gran parte de sus elementos de juegos secuenciados, de forma que la salida de agua por ellos crea una coreografía.

Esto provoca el movimiento de los niños por toda la zona de juegos, y crea expectativa y sorpresa.

Camping Bella Terra (Gerona)

La actuación de parque personalizado Waikiki refleja bastante bien en qué consiste la filosofía Isaba

Crear escenarios donde el público infantil pueda dejar volar su imaginación sin perder en ningún momento nuestra apuesta por el juego y el aprendizaje psicosocial.

En este caso, mediante la representación de una temática surfera y hawaiana, tan íntimamente relacionadas con el periodo vacacional.

Eurocamping (Gerona, España)

Un proyecto con identidad propia

La decisión de apostar por este proyecto, partió de la necesidad de dar respuesta a una demanda real de niños y jóvenes que buscaban algo más que piscinas modernas y renovadas.

Eurocamping ha confiado en Isaba para la creación de esta zona de ocio que ha afianzado la conciliación familiar en el camping durante el tiempo de vacaciones. Además, el parque se adapta totalmente a las instalaciones y al entorno, y es muy interactivo. ¡Nos encanta!

Camping King’s (Girona, España)

Dos piscinas de juego para distintos segmentos de edad

Camping King’s cuenta con una gran zona de baño para todos sus clientes. Sin embargo, era consciente de la necesidad de contar con una oferta más específica para los distintos públicos. Para los niños quería crear un espacio de diversión con piscinas de juego, pero quería concretar el ocio para los diferentes segmentos de edad de los más pequeños.

Por ello, Isaba le ofreció una doble actuación. Por un lado, adaptar una piscina existente de chapoteo incluyendo juegos de agua muy distintos, destinados a niños entre los 6 y los 10 años. Por otro, crear una nueva piscina de poca profundidad con un parque de agua adaptado a los más pequeños, a partir de los dos años de edad.

La piscina de los más peques cuenta con un iBaby, una solución innovadora para que los niños desde los 2 años puedan sentir las mismas emociones que los mayores en un parque acuático. Estructura con toboganes, puertas que crean cortinas de agua y cantidad de elementos con movimiento que buscan la interacción de los niños con el agua y el juego.

La piscina destinada a niños algo más mayores se compone de distintos elementos de juego que promueven más el movimiento y el contacto con el agua. Con caídas del agua desde mayor altura y aumentando el volumen de agua. El elemento más llamativo es el cubo de agua que se va llenando hasta volcar sobre la piscina y los usuarios.

Hotel The Luxury Collection by Marriot (Chipre)

El barco pirata de Isaba atraca en un resort de lujo

El hotel Luxury Collection de la cadena Starwood en Chipre encarga la diversión de su público más pequeño a los piratas. En Isaba creamos para ellos un espacio de ocio acuático protagonizado por un gran Galeón de doble altura, al que los niños subirán para descubrir los juegos con agua que tiene dentro y lanzarse por sus tres toboganes hacia la piscina. Alrededor del barco la diversión no para, con otros juegos de agua personalizados en piratas, animales y vegetación. Un proyecto de 157 m2 y con un barco de más de 11 metros de largo.
El Galeón es un barco de 11 metros de largo que esconde dos alturas. Los niños acceden a su interior por las escaleras repletas de aspersores de agua. Una vez dentro irán descubriendo y averiguando como funcionan los juegos como cañones, timón y más jets de agua. Dos altos mástiles dejan caer agua formando una cortina que recuerda al efecto de la lluvia.

Desde el barco bajarán a la piscina a través de tres largos toboganes. cada uno de ellos diferente. Un tobogán abierto. un tobogán de tubo y, el más emocionante. un tobogán tubo en espiral. Al ser una piscina de poca profundidad cuentan con un sistema final de hidrofrenado que reduce la velocidad del niño hasta frenarlo antes de llegar a la piscina
Fuera del barco no acaba la diversión. Los piratas han salido a explorar la zona y los niflos podrán encontrárselos. Uno de ellos forma una cúpula de agua y otro tiene un chorro de agua en cada brazo. además de formar una carlina de agua debajo de sus piernas
Dos elementos altos como un flamenco que en realidad es un cubo de agua que cae a la piscina y un árbol que deja caer agua por toda su copa.

H10 Tindaya (Fuerteventura)

El mundo marino en H10 Tindaya

El objetivo de H10 Tindaya era convertir parte de una zona destinada a la actividad deportiva en un espacio de ocio acuático multigeneracional, que uniera a familias y niños de todas las edades.
Diseñamos para ellos un Splashpark, un parque de agua sin profundidad, inspirado en una isla, su mar y su costa. Un espacio segmentado por los juegos en varios grupos de edad. De más pequeños a jóvenes y adultos, los juegos que configuran el Splash van aumentando en tamaño y en caudal de agua.
De esta forma, el mar es un espacio con jets de suelo que alcanzan una altura media y de forma suave, donde los más pequeños pueden interactuar con el agua y descubrir las reacciones del agua: por ejemplo, si tapan una salida, notarán como la fuerza aumenta por el resto.

Llegando a la orilla, se empiezan a encontrar juegos de mayor tamaño y mayor caudal de agua. Hasta alcanzar la playa y el interior de la isla, con grandes elementos de juego, más salidas de agua y un gran cubo que vuelca sobre el Splashpark.
La instalación cuenta con un activador del parque de agua, que el usuario pulsa para poner en marcha los juegos. Esto permite ahorrar en consumos mientras no hay nadie disfrutando del Splashpark y reducir el uso innecesario de los juegos del parque. Un elemento que ayuda a la sostenibilidad medioambiental del parque acuático.

Oh!tels San Salvador (Tarragona, España)

Diversión del parque al agua

Oh!tels San Salvador es uno de los hoteles que la cadena decidió reformar para introducir espacios de ocio familiar que reafirmaran su apuesta por este segmento turístico. Los parques de agua de Oh!tels mantienen todos una misma esencia, que dota de identidad la cadena, a la vez que cada proyecto tiene elementos que lo hacen único.

Para este hotel se creo un espacio heterogéneo que combinaba juego en agua y seco, con un espacio que iba desde un parque infantil hasta un parque de agua sin profundidad que se convertía en una piscina de chapoteo.

Destaca el activador del parque de agua, un elemento presente para el ahorro de consumos y para aumentar la duración de la propia instalación. Este activador al ser pulsado pone en marcha los juegos del Splashpark, logrando que únicamente esté en funcionamiento mientras hay alguien disfrutando de él. De esta manera, se reduce el consumo de energía, la pérdida de agua y disminuye el uso de los elementos de la instalación cuando no es necesario.

Splashpark. Un parque de agua sin profundidad de temática mediterránea, siguiendo la línea de estilo que creamos para Oh!tels. En realidad, una solución diferente que combina un área sin profundidad con una piscina de chapoteo, continuas. En todo el espacio se encuentran elementos de juegos como barcos, palmeras o cañones. Juegos de movimiento e interacción.

Parque Infantil. A unos metros del parque de agua situamos el parque infantil. Un ambiente natural, un bosque por el que los niños pueden trepar, deslizarse, superar pruebas de equilibrio y balancearse, imaginando sus propias aventuras. Una línea realizada en madera, con paneles decorativos, una gran estructura central y juegos alrededor.

Toda esta zona deja hueco para hamacas y el relax de los padres, cerca de sus hijos durante el juego.